Esto ya no te funciona en el Email Marketing
Prácticas muertas del Email Marketing

Pese a que el 99% de las personas revisan todos los días su correo, el Email Marketing ha sufrido un descenso desastroso. Pero ¿por qué? Siendo que tanta es la cantidad de gente que usa su correo activamente, las estadísticas deberían ser inversas.

Resulta que el problema no es el correo electrónico como tal. De hecho, el 73% de los millennials prefieren este medio como vía para la comunicación comercial. El problema son los métodos usados, el marketing por correo electrónico no está muerto. ¿Y cuáles son estos métodos de Email Marketing que ya no funcionan? Pues helos aquí:

1. Líneas de asunto no personalizadas

Las líneas de asunto genéricas pueden servir, pero muy poco. En la actualidad, al ver un mensaje tan “general”, la mayor parte de los posibles consumidores,  simplemente lo ignorarían.

¿La solución? Es fácil: Líneas de asunto personalizadas. Claro, no hace falta enviar un asunto distinto con cada mensaje, pero sí al menos distinguirlos según el público. Por ejemplo, para un consumidor joven, será más llamativo un asunto que use emoticones.

Por otro lado, para un consumidor de edad más avanzada, un mensaje sobrio y conciso puede ser lo mejor, quizás el uso de mayúsculas. En resumen, hay que hacer una línea de asunto con la cual se identifique el consumidor y que tenga sólo información imprescindible.

2. Ignorar los estándares GDPR

En los tiempos que corren, el GDPR es un factor clave en el Email Marketing. GDPR, o las Regulaciones Generales de Protección de Datos se encargan de proteger al usuario del robo de información. Básicamente, legaliza el Email Marketing siempre y cuando cumpla con ciertos parámetros de seguridad y confianza.

Por otro lado, el GDPR se encarga de que el usuario, el consumidor, dé permisos inequívocos para recibir publicidad de las marcas que les interesan. Ahora bien, muchas de las empresas que se promocionan por esta vía, no cumplen con los estándares. Su publicidad se va directo a la basura.

La solución es usar un software de Email Marketing que cumpla con los parámetros necesarios.

3. Dejar a un lado los dispositivos móviles

Seamos sinceros: La mayor parte de las veces que revisamos nuestro correo electrónico, lo hacemos desde un celular. Muy poca es la gente que sigue usando una computadora como dispositivo principal para este tipo de cosas.

Sorprendentemente, el número de empresas que no adaptan sus plantillas de diseño para dispositivos móviles, es muy alto. Eso tiene que cambiar ya. Un diseño que se comprima mal en una pantalla pequeña o que sin más se vea mal, aumente increíblemente la tasa de rechazo.

Las empresas que están más avanzadas en este campo, dan mayor prioridad al diseño de la plantilla para lo móviles. Eso sí, no conviene olvidarse de las plantillas para PC. Si se trata de un software de automatización de correo electrónico, entonces conviene revisar siempre las vistas previas para móviles.

4. Mal diseño

Muy bien, ya tocamos el diseño del correo electrónico en el punto anterior; sin embargo, tenemos que extendernos un poco más. Pensemos esto: ¿Qué haríamos si abrimos un correo electrónico y nos encontramos con varios párrafos de texto y nada de color? Exacto, a la basura.

Ahora bien, una técnica innovadora es usar imágenes para sustituir texto. Quizás una imagen sí vale más de mil palabras. Pero no exageremos, porque un mensaje que tarda en cargar también será desechado. La técnica de las imágenes en 2D, con colores sólidos y llamativos es muy efectiva. También se puede agregar algún video expositivo.

Para llamar la atención hacia la información más importante, el uso de negritas es esencial, sin abusar de ellas, claro. Con ponerlas en el título y quizás en alguna que otra palabra clave o beneficio, irá genial.

5. No usar métricas clave

Las métricas clave son los números detrás del Email Marketing. En pocas palabras, muestran el comportamiento de los consumidores y su interacción con los correos electrónicos. Específicamente indican cuántas personas interactúan con el correo, quiénes lo hacen, dónde y durante cuánto tiempo.

Esta información es importantísima para planificar cómo se procederá a continuación. Como ejemplo, si consumidores mayores abren determinado mensaje, pero no interactúan, entonces hay algo mal. Puede que la solución sea hacer los hipervínculos más visibles.


Acerca del Autor:
Gabriela Rojas

Gabriela Rojas

Periodista, Community Manager y asesora en Marketing. Experiencia como ejecutiva en medios tradicionales, impresos y medios digitales. Consultora para jóvenes emprendedores y negocios locales en el desarrollo de sus estrategias de marketing online.

RelatedPost