Soluciona tus problemas estratégicos con estos Tips de Google
Consejos de Google, resolución de problemas

La resolución de problemas estratégicos, es algo que muchas veces se afronta a la ligera, generando también que las soluciones sean deficientes; en cambio, adoptar una estrategia mejor definida, puede ayudar a tu persona, proyecto o negocio, y generar también resultados más sólidos y duraderos. Aquí te sintetizamos una estrategia para resolver problemas propuesta por el líder de estrategias y operaciones de Google, Eddie Kennedy.


Patrocinador


Consejos de Google, resolución de problemas

Cuántas veces no te has afrontado a un problema o conflicto, y este perdura o se agrava con el paso del tiempo. En muchas ocasiones, esto podría enfrentarse mejor, con una simple organización y estrategia, lo cual no es muy complicado, y en cambio podría aportar importantes soluciones para tu proyecto.

Esta estrategia aplicada en grandes empresas como Google, podemos sintetizarla en preguntas cruciales, que te sería de gran ayuda empezar a definir.

¿Cuál es el problema?

De entrada, es importante plasmar por escrito y con claridad cuál es exactamente el problema, y cómo está afectando tu negocio.

Por ejemplo, “las ventas están cayendo 50% por la pandemia”, “estoy entregando tarde los pedidos y generando inconvenientes a los clientes”, “estoy perdiendo el 10% de mi audiencia por una mala atención al cliente”, etc. Tratar de definir y cuantificar con la mayor precisión posible el problema, será una buena forma de empezar.

¿Cuál es la meta?

Ahora bien, el siguiente paso debe ser definir cuál sería el hipotético éxito a alcanzar para superar este conflicto. Es importante, antes de pensar en cómo lograrlo, visualizar con claridad a dónde queremos llegar; pues la solución en realidad podría ser de múltiples formas, y a veces no es fácil encontrar el camino, pero si tenemos claro el destino, podemos intentarlo de forma más organizada y persistente.

Por ejemplo, “ofrecer el servicio más rápido y puntual”, puede ser un buen objetivo, pero si los planteamos de forma cuantificada, será mejor aún: “Aumentar un 20% las ventas en mi web” “Mejorar 30% la tasa de conversión con mi estrategia de email marketing”, etc.


Patrocinador


¿Cuáles son mis posibles soluciones?

Ahora bien, siguiendo con esta propuesta probada por Google, viene la parte medular, que consiste en plantear posibles soluciones para resolver este problema. Casi nunca, la solución proviene de una idea simple y única; si fuera tan fácil, no sería tan común enfrentarse a toda clase de conflictos tan seguido, por lo cual puede ser de utilidad generar una lluvia de ideas y tratar de organizarlas.

Esto puede servir en grupo, buscando un moderador y una persona que lleve registro de los planteamientos expuestos. Quizá algunas ideas en un inicio podrían parecer descabelladas, pero teniendo una lista abundante de posibles soluciones, es más probable que podamos discernir la ruta más precisa para alcanzar nuestros objetivos.

¿Cómo resolverlo?

Una vez teniendo una lista de ideas, el siguiente paso sería organizarlas. Por ejemplo, en forma de diagrama de árbol; donde el objetivo es el elemento central, que se conecta con las múltiples posibles soluciones, y cada una de estas tiene también una lista de posibles estrategias para abordarlo.

A cada una de las posibles estrategias, también será de utilidad asignarles un nivel de prioridad. Es decir, determinar cuáles de las alternativas parecen más viables, y por tanto deberían recibir mayores e inmediatos esfuerzos, y cuales tienen una menor relevancia. Google propone una escala de 4 niveles, aunque puedes generar tus propios criterios; lo importante es definir qué acciones serán prioritarias en tu estrategia, y cuales pueden diluirse, posponerse o de plano descartarse.

Resolviendo el problema

Teniendo ya claras cuáles serán nuestras estrategias, el siguiente paso debería ser organizarlas de forma precisa para su realización. En este sentido, elaborar un plan de acción, incluso calendarizado y con responsables a cargo de cada tarea, será una forma sólida de avanzar rumbo a la resolución definitiva del problema.

Desde luego que ir rastreando las acciones, para valorar su evolución y analizar su impacto de forma conjunta, también será de utilidad, y no solo para asegurar un óptimo avance, sino que es importante de igual manera estar abiertos a adaptarse y realizar los ajustes necesarios, con miras a una solución más firme y efectiva del conflicto.

Como Google ha comprobado y tú puedes hacer también, con un poco de organización y determinación, es posible superar cualquier tipo de problemas estratégicos y empresariales.

Fuente: Think With Google


Acerca del Autor:
Ximena Wem

Ximena Wem

Redactora, community manager, amante de la comunicación y las nuevas tecnologías. Comunicóloga de profesión, con especialidades en diferentes ramas del Marketing Online, como: Inbound Marketing, Google, Redes Sociales, Breaking news y Diseño responsivo.

RelatedPost


Patrocinador


Tags