Marketing Online: No descuides la velocidad de tu sitio
Optimiza las imágenes de tu sitio y mejora la velocidad

La velocidad de un sitio web es fundamental para toda campaña de Marketing Online. Factores como la espera pueden ser fuertes disuasivos para los usuarios, quienes, al no recibir respuesta en un tiempo prudencial pueden retirarse para solventar su necesidad en otro lugar.

Sin embargo, muchas veces las páginas pierden este punto de vista. Priorizando la apariencia del sitio web se le suele restar importancia a la velocidad de carga. Se trata de un error sumamente común y que tiene efectos significativos sobre la media de conversiones obtenidas.

Ahora, esto no se trata de un problema sin solución. Existen varios consejos que puedes empezar a implementar para mejorar la velocidad de tu sitio. Con ellos podrás mantener un perfecto balance entre apariencia y velocidad de carga, ideal para mejorar el rendimiento del Marketing Online.

Da un orden de importancia a las imágenes de su sitio

El primer consejo tiene que ver con un acto de reflexión. Siempre que visualices tu sitio web debes preguntarte si el mensaje que deseas transmitir podría ser simplificado. En un sentido estricto, la respuesta siempre es afirmativa, puesto que todo es simplificable.

Sin embargo, el punto óptimo es saber hasta dónde simplificar sin perder atractivo. Es allí donde entra en juego saber priorizar unas imágenes en vez de otras. Para forzar menos el proceso de carga selecciona, excluye y sustituye las imágenes según su importancia procurando usar el mínimo posible.

Formato de las imágenes

No todo en el Marketing Online depende de la cantidad de imágenes. La resolución, peso y formato de estas también ejerce una influencia determinante en la velocidad de carga.  Algunos de los formatos recomendados son JPEG, PNG y SVG.

Entre todos, el formato SVG es el más versátil. Mientras que el JPEG no admite transparencias y el PNG, transparencias solo de fondo, el SVG permite trabajar con pequeñas formas escalables con las cuales incluso se pueden realizar sencillas animaciones.

Tamaño de las imágenes

El tamaño es otro factor muy importante para considerar. Evidentemente las imágenes menos pesadas serán las que tarden menos en cargarse. En muchas ocasiones dicho peso no solo responde a su tamaño, sino también a la presencia de metadata adscrita a la imagen en cuestión.

Por ese motivo resulta útil modificar la calidad de imagen, eliminar la metadata presente y realizar ajustes de tamaño. Tales “trucos” no necesariamente afectan el resultado final por lo cual con su puesta en práctica en el Marketing Online se gana mucho más de lo que se pierde.

Técnicas de carga

Los consejos previos están muy relacionados con el diseño de imágenes. Por otra parte, la puesta en práctica de determinadas técnicas de carga va un paso más allá. Las mismas consisten en configurar el modo y orden de carga de los elementos de tu página para hacer más fluida la experiencia.

Un ejemplo de ello es la técnica llamada lazy loading. Esta técnica carga en primer lugar las imágenes y texto inicial de la página, y carga el resto en la medida que hace falta. Algo similar sucede en el ámbito de los videojuegos, se suspende la carga de objetos no-visibles, los cuales sólo se van mostrando en la medida en que el usuario se acerca a ellos.

Próximos pasos

La optimización de imágenes es una medida que incide positivamente sobre el número de conversiones. Sin embargo, requiere de un KPI para que funcione a largo plazo. De esta manera queda claro que estos consejos son necesarios, pero no representan el punto máximo de optimización.


Acerca del Autor:
Gipselly Troya

Asesora en Social Media, Imagen y Redacción Web. Experiencia en el emprendimiento de proyectos implementando conocimientos en el área creativa, Social Media, Internet y negocios. Apasionada en la exploración de Internet y las herramientas que brinda para impulsar la creación de emprendedores y nuevos negocios.

RelatedPost

Tags